Cerca del entendimiento por el C…

Esta vez sí se consiguió …

Llega a los centros educativos e…

Tras la inauguración del …

Convocatoria para ser Rey Mago

Con la proximidad de las …

El PP de Jaén exige, en Bailén, …

El líder de los populares…

El comité de competición media p…

Partido convulso el que s…

Comieza el curso de Educación Vi…

El pasado viernes el Cole…

Recuperados en Bailén dos fragme…

El Seprona de la comandan…

Bailén vuelve a premiar a sus jó…

El salón de actos de la C…

Pistoletazo de salida para la Sa…

El pasado viernes la Casa…

Formación para los cuidadores de…

Hasta el próximo 24 de no…

«
»
TwitterFacebookGoogle+

Juan Pedro Lendínez pregonará este sábado la Semana Santa bailenense

  • Escrito por:

El mundo cofrade bailenense se viste hoy de largo para iniciar la cuenta atrás camino de la Semana Santa. El salón de actos de la Casa de la Cultura acogerá este sábado, a partir de las 20:30 horas, el pregón de la Semana de Pasión y Gloria de Bailén a cargo de Juan Pedro Lendínez.

Como ya adelantara Bailén Diario el pasado mes de octubre, este bailenense de 33 años, miembro de una familia con arraigada tradición cofradiera y cuya vida ha girado en torno a la Semana Santa, será quien marque el comienzo de esta cuenta atrás hasta el Domingo de Ramos. Juan Pedro Lendínez ha hablado con este periódico horas antes de su pregón para compartir con los lectores sus impresiones de cara a esta cita, que marcará un punto de inflexión en su sentir cofrade.

¿Qué le pasó por la cabeza cuando supo que iba a ser el próximo pregonero de la Semana Santa bailenense?
Emoción sobre todo. Os juro que jamás he soñado hacer esto y nunca me he considerado una persona apta para estos menesteres. Aunque alguno no lo crea, soy muy humilde en mis sentimientos cofradieros, aunque no me haya temblado nunca la voz para decir y proclamar lo que pienso y lo que siento. Yo sólo me conformo con tener salud y bienestar para, aunque sea mínimamente, disfrutar de la Semana Santa anónimamente desde una acera. Pero sé que desde que comencé a escribir en mi blog y desde que le eché valor para ser ofrecer el pregón en Oviedo, mastiqué que quizás algún día podría llegarme, por ser bailenense y conocer con profundidad la Semana Santa de nuestro pueblo, aunque con la certeza de que sería con bastantes años más a las espaldas. Pero medité que Dios ya lo había decidido, a no ser que Él cambie de opinión en el último momento. Sentí que no podía decepcionar, que tal vez no era fácil que fuese yo, y desde entonces me propuse intentar dar lo mejor de mí, lo que he podido aprender en mis vida, y reconozco que me llevé la sorpresa al ver que lo daría con la edad de Cristo, supongo que un símbolo más. No puedo obviar la satisfacción que todas estas cosas me han dado, pero sobre todo el orgullo que sienten mi familia y mi gente por mí, que mi madre o mi padre vengan contando orgullosos que le han hablado admirados de mí, es para mí el mayor premio, porque mi lema es que los que se tienen que llevar los aplausos son los que van en los alto de los pasos. También sé que allí arriba tengo a alguien que no cesa en empujarnos, en ayudarnos. Sabe que todo lo hago de corazón, no hay ningún interés mundano en mi trabajo y por eso sé que él le calienta mucho la cabeza al Señor para que nos ayude. Por eso, qué que mejor que proclamar la Semana Santa de nuestra sangre dedicándosela a otro gran cofrade Lendínez que se nos fue demasiado pronto, como es mi hermano Cristóbal Lendínez Padilla.

¿Cómo recibió la noticia de que sería el próximo pregonero?
A través del teléfono; me llamó la persona que puso mi nombre sobre la mesa de la agrupación, José Cisneros (presidente de la cofradía de la Santa Vera Cruz) para confirmarme que había sido elegido. Eso fue en el mes de junio, pero desde un año antes él tenía ya mi “SÍ” para ser el pregonero cuando la agrupación lo considerase y, sobre todo, cuando Dios quisiese. Es curioso el lugar donde estaba cuando recibí la llamada, inesperada aquel día, pensé que José me llamaría por otro asunto aunque referente a las cofradías, pero era para darme la noticia, y estaba con mi amigo Pedro Soriano en el bar Piñero. Yo siempre consideraré como unas de las personas que más y mejor me han influido en el mundo de las cofradías a Alfonso Piñero Moreno, que fue quien me llevó a dar el primer pregón del costalero de la hermandad de los Estudiantes de Oviedo. Él me enseñó un camino que me siento orgulloso de haber emprendido y, como yo no creo en las casualidades, sino que pienso que Dios siempre sabe hacer las cosas muy bien, sé que aquel día me llevó a ese lugar para llenar toda esta experiencia de más simbolismo.

Es una cita importante, su preparación requiere dedicación y tiempo, ¿cuánto ha invertido en preparar su discurso?
La verdad es que con las circunstancias que estamos viviendo suelo tener meses libres en el trabajo y creo que lo dejé demasiado tiempo.  Podría haber empezado en junio y lo aparqué hasta casi las Navidades; entre villancicos me sumergía en la Semana Santa, aunque eso para mí no es nada extraño. Tardé en escribir la idea un mes, aunque desde junio la fui forjando en mi cabeza, sin embargo luego vino una profunda corrección, poniendo cosas nuevas y sobre todo quitando,  porque me di cuenta de que me faltarían días en el año para expresar lo que es la Semana Santa y cómo es la Semana Santa de Bailén según mis sentimientos. Por ello, te aseguro que decidí cuál iba a ser el pregón definitivo que se iba a proclamar sobre las tablas del salón de actos de la Casa de la Cultura hace solamente unos días, el sábado 14 de marzo. También me he dado cuenta de que los años dan experiencia, porque llevo desde diciembre dándole vueltas al mismo y la verdad es que tengo ganas de ofrecerlo para poder darle descanso a la mente, no sé si otros más curtidos en estas lides lo hacen en menos tiempo.

¿Cómo fueron sus inicios cofrades?
Mis inicios surgieron de la forma más común y natural en las cofradías: “envenenándote” de esta bendita gracia a través de la sangre, es decir, a través del padre que es cofrade y hace a sus hijos cofrades. La Santa Vera Cruz fue mi cofradía, aunque he de decir que muy pocos años he sido hermano porque aquí en Bailén, o al menos en esta cofradía, nunca se ha exigido el estar en nómina para poder salir. Mi abuelo, antes mi bisabuelo, mi padre (mi madre por él) y mis hermanos nos enfrascamos en esta tradición tan andaluza y española de rendir culto a Dios a través de las cofradías. Desde niños vestimos la túnica, hemos pasado por debajo del paso de la hermandad e incluso hemos sido músicos de la banda de la misma. La Cruz y el Cristo de la Expiración es mi primera escuela y la de mi familia en esto de la Semana Santa, así la considero hoy en día, la que me hizo cofrade, seguramente sin ella tal vez hoy ni me gustarían las cofradías, por eso siempre la llevaré en el corazón, esas cosas no puedo borrarlas ni quiero. Aunque yo en particular siempre me he sentido ante todo un enamorado de la Semana Santa, por eso mi blog se llama Simplemente Capillita, cada una de las cofradías han despertado en mí la chispa, el pellizco, esa magia que envuelve a cada ciudad cuando se abre la Semana Santa, y aunque todos tenemos preferencias, yo siempre he perdido el sentido ante el paso de cualquier cofradía. La grandeza de cualquier Semana Santa ha de ser siempre la suma de todas.

¿Con qué momento de la Semana Santa bailenense se queda?
Para el cofrade o capillita no hay un momento, hay momentos. Seguramente podría extenderme en aquellos referentes a la Santa Vera Cruz, pero también me he emocionado viendo el Saludo, viendo salir la Mulica, la solemnidad del caminar de la Sentencia. La larga serpiente de la más auténtica penitencia que acompaña al Cristo del Buen Morir, esa sensación en el alma cuando se aproxima la inconfundible silueta de San Juan, el nudo en la garganta de mi madre viendo pasar bajo su ventana a aquel Nazareno que puede disfrutar en el cielo de quien ella ya no puede, aquella marcha “Macarena” abriendo la magia esperada con la Virgen de los Dolores en las puertas de la Soledad en el Saludo. Alguien me pidió que reclamara la presencia de la Verónica, os adelanto que reclamar cosas de este tipo no va a aparecer en mi pregón, pero es curioso que con ella haya sido el único momento en mi vida que rompí a llorar bajo una túnica, enfrascado en una cofradía. Un momento inolvidable del que ahora se cumplen justo veinte años… y tantas y tantas cosas. Pero te diré una, que fue la última vez que participé directamente en la cofradía: hace dos Viernes Santos, vistiendo la túnica de mi hermandad, sin serlo, con mi Cristo de la Expiración. Volví siendo ya más adulto, con más experiencia, sabiendo aún mucho más qué es todo esto, como disfruté en el anonimato saliendo con la cara cubierta de mi casa y volviendo así a ella y lo que fui todo el camino “hablando” con Él, es una sensación difícil de explicar con palabras. Y es que, qué duda puede caber, para mi familia, Jesús, allí en la gloria, tiene la cara del Cristo de la Expiración.

Honestamente, ¿qué cree que necesita la Semana Santa bailenense? Si es que cree que necesita algo más.
Alguno al leer esta pregunta pensará rápidamente que voy a decir que nos fijemos en una famosa ciudad andaluza… pero no, sólo creo que necesita que todos los que se sienten atraídos por las cofradías se detengan un poco más a aprender qué es esto, cuál es la verdadera misión de los cofrades, saber a qué salimos, que es mucho más que pasear a la imagen de nuestra veneración o a los colores de nuestro corazón. Que intentemos tener más formación, religiosa y también cofradiera, para cuando hagamos algo u opinemos sepamos el porqué de las cosas y no caigamos en errores que sólo vienen a ensuciar a Dios. Si se hace así, se podrá fomentar la pasión por las cofradías, incluso algo que se puede malinterpretar, pero que pido que entiendan en el contexto de la sociedad y que existe desde siempre: la “afición” por la Semana Santa, es decir: que tengamos ganas de ir, que no sea por obligación. Creo que aún falta mucho de ésto en la Semana Santa de Bailén, hay que conseguir que los pocos “cansinos” que están todo el año con la Semana Santa sean tantos que el pueblo al final lo vea como algo normal. Sé que es complicado, pero hay que sentirse cofrade los 365 días del año, en el culto al Señor y su Santísima Madre, pero también de este fenómeno social que es hoy día, que aúna a tantas personas, que es el verdadero secreto para que esto siempre vaya a más. El cofrade tiene que formarse en Dios, y si es también en cofradías mejor, porque la Semana Santa crecerá en lo fundamental y en lo popular, y con ello hay que catequizar, y lo repito nuevamente, en Dios y en cofradías, porque si no sabemos dónde estamos la cosa no irá mucho más allá… porque en el mundo siempre habrá críticos, pero haciendo ésto estoy seguro que se lo tendrán que currar muchísimo más.

¿Qué nos puede adelantar de su pregón de esta noche?
Os puedo decir que el pregón creo que encaja perfectamente en lo que es su misión primordial… pregona y anuncia la Semana Santa. Eso mismo: anuncia la Semana Santa de Bailén, está escrito para Bailén y la profundidad del mismo absorbe los puntos cardinales de nuestro pueblo. No sabría definirles cuál es el estilo del texto, mi pluma ha aprendido directamente de los textos de todo el universo cofradiero, no soy un experto en literatura. No creo que sea poético, aunque alguna austera rima nos encontraremos, quizás en prosa, porque así dicen mis “seguidores” que escribo, pero sí os puedo adelantar que está escrito en un neto lenguaje cofradiero, creo que los cofrades lo entenderán, los que son meros creyentes también, creo que le hace bien a Dios, a su palabra, a su misión, a la Iglesia y a la misión de las imágenes y sus cofradías, de la religiosidad popular y, sobre todo, está escrito con el plus que supone que soy de aquí, que aprendí a amar este mundo embutido en nuestra idiosincrasia y que creo que la conozco lo suficiente como para poder echar un rato hablándole a los bailenenses de su Semana Santa, de la nuestra, porque me siento bailenés, como diría un reciente y exitoso pregonero.

 

Más Noticias

Recuperados en Bailén dos fragmentos mudéjares de una…

14 noviembre, 2017 | Marta Fernández Local

El Seprona de la comandancia de la Guardia Civil de Valladolid ha logrado recuperar en Bailén dos fragmentos del artesonado…

Bailén vuelve a premiar a sus jóvenes

13 noviembre, 2017 | Redacción Local

El salón de actos de la Casa de la Cultura se convirtió de nuevo este sábado en el epicentro del…

Pistoletazo de salida para la San Silvestre bailenense

12 noviembre, 2017 | Redacción Deporte

El pasado viernes la Casa de la Juventud acogió la presentación de la vigésimo segunda edición de la Carrera San…

Formación para los cuidadores de personas dependientes

12 noviembre, 2017 | Redacción Local

Hasta el próximo 24 de noviembre la Concejalía de Bienestar Social, Igualdad y Salud del Ayuntamiento de Bailén ha abierto…