Bailén consigue el campeonato de…

Hace unos días el equipo …

Juventudes Socialistas toma nota…

El Consejo Local de la Ju…

Cerca del entendimiento por el C…

Esta vez sí se consiguió …

Llega a los centros educativos e…

Tras la inauguración del …

Convocatoria para ser Rey Mago

Con la proximidad de las …

El PP de Jaén exige, en Bailén, …

El líder de los populares…

El comité de competición media p…

Partido convulso el que s…

Comieza el curso de Educación Vi…

El pasado viernes el Cole…

Recuperados en Bailén dos fragme…

El Seprona de la comandan…

Bailén vuelve a premiar a sus jó…

El salón de actos de la C…

«
»
TwitterFacebookGoogle+

Entrevista con la alcaldesa de Bailén, Simona Villar

La alcaldesa de Bailén, la socialista Simona Villar, recibía en la mañana de este viernes al equipo de Bailén Diario en el despacho de la alcaldía para ofrecer su primera entrevista a este medio de reciente nacimiento. En ella, la primera edil habla largo y tendido acerca de asuntos de especial interés para la ciudad como el Centro de Transporte de Mercancías, la paralización del Centro de Salud de la zona norte o el impulso turístico que el equipo de gobierno está intentando dar a la ciudad. Además, Villar nos da su impresión sobre la actualidad del sector informativo en Bailén, la situación de standby de la Radio Municipal o las metas que el consistorio se marca para cumplir en este 2014.

Bailén Diario: Coincidiendo con el lanzamiento de este nuevo medio de comunicación online, nos gustaría conocer la opinión de la alcaldesa de Bailén acerca de la situación de la información en la ciudad. Quizá tuvimos una época en la que el ciudadano disponía de más medios de comunicación locales que ya no existen, ¿cómo se ve desde la alcaldía este asunto?
Simona Villar: Creo que el tema de los medios de comunicación es verdad que hay menos porque han desaparecido algunos de ellos, pero en realidad ha desaparecido la Radio Municipal -que ahora no está funcionando-, Radio Europa creo que tampoco… han aparecido otras emisoras de radio que aunque estén en una situación intermedia que yo no voy a calificar, están ahí ahora. También a través de internet han proliferado otros medios de comunicación que también se centran en Bailén y que son locales, con lo cual esto son etapas y momentos en los que, como todo, hay vaivenes. Unos aparecen, otros desaparecen en función de la demanda, la situación económica y también la sociedad, por cómo responde. Depende, evidentemente, de la audiencia, de la ciudadanía y de muchas cosas. Pero lo que sí os deseo en esta nueva andadura que empezáis vosotros es que haya mucha suerte, que consigáis captar audiencia y seguidores y que, desde luego, eso sea porque la información que deis sea objetiva, transparente y capaz de calar en la ciudadanía.

BD: Aprovechando que ha nombrado la Radio Municipal, ¿en qué situación se encuentra? Una vez que está presupuestada, ¿se va a reabrir?
SV: Bueno, la situación de la Radio Municipal es que en primer lugar hay que dotarla de las autorizaciones pertinentes por parte de otras administraciones. Y es que no las tenía. Porque, si bien teníamos concedida la emisora por parte de la Junta de Andalucía, hay otra serie de autorizaciones técnicas que no estaban realizadas porque no se habían terminado de hacer los trámites correspondientes. Una vez que se inicia el camino para formalizar esos trámites, nos encontramos con que el equipo emisor que había instalado y que había adquirido el anterior equipo de gobierno no cumple con la normativa para una radio municipal. Con lo cual, lo primero que nos dicen desde la administración es que hay que cambiar ese equipo para ponerlo con unas características que se adecuen a la legislación vigente y que supone bajarle la capacidad de emisión que tenía, con lo que es difícil encontrar alguien que quiera dedicarse a la gestión de la radio. Y, evidentemente, el ayuntamiento no se puede meter ahora en una nueva inversión de adquirir un nuevo equipo para empezar una nueva aventura con la radio sin tener con seguridad alguien que la gestione. De hecho, la gestión es una cuestión aparte: hechas las consultas oportunas, nos dicen que tiene que ser una gestión directa, y el ayuntamiento no está en condiciones de asumirla ni contratar profesionales para gestionar la radio. Entiendo que la ciudadanía tiene el derecho de la información, pero para eso ya existen medios y, desde luego, si éstos son de gestión privada pero al fin y al cabo difunden las noticias con la misma objetividad y transparencia con que lo puede hacer un medio público, también están ahí. Yo intento ser lo más realista posible con la situación que tenemos y la situación económica del ayuntamiento, y meterse en una inversión de estas características para legalizar algo que luego es difícil que el ayuntamiento gestione de forma directa  -al menos en este momento, no se sabe en un futuro-… Y por otro lado, la gestión a través de alguna empresa que se pudiera contratar también sería complicada por las mismas peculiaridades de la radio municipal. Por todo esto, el ayuntamiento se ha encargado de depositar todos los equipos técnicos en dependencias municipales y la previsión es montarlos en dependencias municipales para así ahorrar un dinero que antes era un coste importante para la radio, e intentar su explotación cuando se pueda y buscando la mejor fórmula, la que más le convenga al ayuntamiento siempre que se pueda encontrar una empresa que pueda gestionar al menos la programación. Siempre buscando fórmulas legales para que se pueda llevar a cabo. Eso requerirá un tiempo, pero no es algo que hayamos descartado definitivamente. Por eso mismo hay destinado un presupuesto, aunque sea mínimo, porque la radio no está dada de baja, ni la empresa está dada de baja en el registro mercantil, sino que se encuentra en una situación de standby hasta que se pueda ver la mejor fórmula de gestión y que no sea inviable ni insostenible para el ayuntamiento. La prioridad es buscar la sostenibilidad de los servicios municipales.

BD: Cambiamos de tercio, alcaldesa. Es imposible no hablar de la difícil situación en la que se encuentra Bailén: ¿se va a poner en marcha o se ha puesto ya en marcha alguna medida para paliar la alta tasa de paro?
SV: Las altas tasas de paro que hay en Bailén yo digo que no son ni más ni menos que en otros municipios de las mismas características, porque en nuestra ciudad no está por encima de otros de una forma disparada, máxime si miramos en la comarca. Porcentualmente, sobre la población activa La Carolina tiene unos índices de paro más altos que Bailén, y estamos al mismo nivel que pueda estar Linares y municipios de las mismas características, sobre todo municipios que han sido eminentemente industriales. Por ese motivo para solucionar el problema del paro, la forma de despegar tiene que ser a través de las industrias, de las empresas y de la generación de empleo por parte del sector empresarial, indudablemente. Los ayuntamientos no están para generar empleo, están para prestar servicios y en esa visión es en la que tenemos que acabar viendo a los consistorios, máxime cuando ahora se están dictando leyes y normativas en las que lo que se pretende es garantizar los servicios básicos que se tienen que prestar a los ciudadanos. Un ayuntamiento puede impulsar medidas, pero en un momento como el de ahora en el que el sector empresarial no está dispuesto a invertir o a hacer grandes inversiones, por muchas medidas que se pongan en marcha es difícil encontrar a alguien. Luego están las limitaciones jurídicas y legislativas: el suelo puede estar ahí, pero no se puede regalar alegremente y decir “se lo regalo a una empresa alegremente para que venga a Bailén”, eso no se puede hacer. Que luego vemos casos de corrupción urbanística y los alcaldes que se están sentando en los banquillos porque han hecho actuaciones urbanísticas en las que, queriendo desarrollar e impulsar, han incurrido en infracciones de la legislación vigente. Entonces hay que tener mucho cuidado con lo que se hace.
De cualquier forma, desde el ayuntamiento lo que sí estamos haciendo es poner encima de la mesa medidas para dinamizar la economía, para dinamizar sobre todo el sector servicios, intentando impulsar, por ejemplo, sectores como el turismo. Por ejemplo: que el turista no venga a Bailén y diga “bueno, ¿dónde está todo lo que me han vendido?”. Si venían a ver un sitio histórico que realmente no existía… la actuación del ayuntamiento está en esa línea: crear rutas turísticas incluso dentro del municipio, señalizar las existentes en Burguillos… buscando subvenciones con las que gestionar toda las acciones que se puedan llevar a cabo. Estamos terminando infraestructuras que tenían que haberse dedicado en otros tiempos y no se hicieron. Confío en que este año finalizarán las obras de la Huerta de San Lázaro, un lugar emblemático no sólo por el sitio histórico, sino porque es uno de los accesos importantes a Bailén y su imagen era un poco lamentable. Eso supone que también estamos cuidando los accesos, las rotondas adecuadas y otras proyectadas para ir homogeneizando la travesía; también se va a remodelar el Centro de Interpretación de la Batalla, dotándolo de una colección museográfica bastante importante y, sobre todo, remodelándolo con la intención de que pueda convertirse en museo y entrar en la Red de Museos de Andalucía, porque Bailén tiene la suficiente entidad histórica y cultural para ello.
Por otro lado, el sector de la construcción o del ladrillo, ha sido el más monopolizado en Bailén y yo siempre digo que es un sector que desde el año 96, hablo de hace más de 18 años, ya existían estudios por parte de técnicos municipales que avanzaban lo que en cuestión de unos quince o veinte años pasaría en Bailén, porque ya en esa época estaba desarrollándose mucho y se adelantaba lo que podía ser. Cuando en el año 2008 se hizo la Mesa por el Empleo, se volvieron a sacar esos estudios que ya llevaban 12 años hechos y se volvió a decir lo mismo. Y ahora es cuando estamos en la situación que se esperaba desde hace ya tiempo: tantísimas empresas dedicadas al sector de la fabricación de material cerámico o se diversifican o se reconvierten, o llega un momento en que no tienen más salida que la que hay: muchos han tenido que cerrar, algunas de ellas como consecuencia de las grandes inversiones que tuvieron que asumir para adaptarse al Plan de Calidad del Aire. Otras están sobreviviendo a duras penas porque el sector de la construcción es el que ha pegado el batacazo, con lo cual hay un problema serio. Pero las empresas que están sobreviviendo tendrán que analizar cuál es la actuación que tienen que acometer para reconvertirse o diversificar materiales, porque construir viviendas y edificios se seguirá haciendo, pero habrá que ver con qué materiales y qué marca el código técnico de la edificación. Pero eso no es algo que les tenga que decir el ayuntamiento, es algo que tienen que ver los propios empresarios. Y tenemos la suerte de contar con Innovarcilla, un centro de investigación donde se está intentando innovar en nuevas tecnologías y nuevos materiales de una manera total y absoluta para que se puedan adaptar; pero se puede investigar y lanzar productos punteros, pero hace falta que la inversión privada esté ahí aunque es un momento complicado. Mientras tanto, todo el mundo está un poco a la expectativa.
Y lo que más se está potenciando últimamente en nuestro municipio es el autoempleo, las microempresas, no voy a decir las pequeñas y medianas, sino las pequeñas, las familiares, que son las que van sobreviviendo. Gente que se ha quedado en el paro, que tienen ahorros y que se deciden por invertir en algo y salir adelante, y al menos tener un trabajo y generar algún tipo de actividad. De hecho, en los últimos dos años el número de licencias de apertura de establecimientos en Bailén se ha incrementado de una manera importante, aunque es cierto que muchas abren, otras cierran… algo similar a lo que antes comentaba sobre los medios de comunicación: son los ciclos y los vaivenes de la economía. Recordemos que Bailén tiene el gran inconveniente de tener Linares cerca, donde nuestros ciudadanos van a comprar pese a que tienen unos modelos de pago diferentes. El esfuerzo ahí lo hacen los comerciantes y sus campañas invitando a comprar en Bailén, y cuando llegan determinadas fechas desde el ayuntamiento colabora en dichas campañas para que la gente compre en el municipio, pero es una cuestión de elección propia y personal del ciudadano. Pero, como comentaba, lo que se está impulsando en cierto modo es la microeconomía contando, en parte, con la ayuda de otras administraciones como la Diputación provincial, que hace poco entregaba subvenciones a pequeñas empresas que habían iniciado aventuras empresariales en el último año.
En definitiva: entre otros, aunando esfuerzos, entre unos y otros iremos saliendo adelante. Yo siempre digo que soy de las optimistas que piensa que esto no es caos total ni hundimiento total y, desde luego, los menos interesados en vender una imagen negativa y pesimista de Bailén y de pueblo que se hunde, tenemos que ser los propios bailenenses. Nadie va a invertir en nuestro municipio si pensamos así. Aunque Bailén tiene un problema paralelo que es la situación del suelo industrial, por asuntos que se vienen arrastrando… el tipo de empresas que se han instalado aquí han hecho que el suelo industrial no proliferara mucho. Se prefería montar una empresa en suelo rústico con un aprovechamiento de un 20% para suelo industrial y se montaba una gran fábrica, una fórmula mucho más barata. Eso ha creado una dinámica por la que en Bailén no hay suelo industrial. El último que tenemos, que es del PGOU del año 92, está prácticamente agotado. Evidentemente, se puede generar más, pero son procedimientos largos y ahora es un momento complicado para hacer cambios. No obstante, seguimos trabajando en la creación de suelo; se han dictado medidas, como una modificación puntual del PGOU para normativizar y dotar de garantías el suelo rústico. Del mismo modo, seguimos trabajando con el equipo redactor del Plan General para que, al menos, podamos poner suelo encima de la mesa para quien quiera venir a instalarse en Bailén. Tampoco olvidemos que hay suelo en la ciudad que se puede ofrecer a empresas, pero de carácter privado. Y sin dejar pasar por alto que el coste del suelo aquí está muy por encima de cualquier pueblo de nuestro entorno, lo que nos quita posibles iniciativas.
Son situaciones complicadas, pero creo que con el tiempo se irán resolviendo. Creo que ahora la gente se está dando cuenta de los niveles a los que habíamos llegado y eso da un sentido común que  tiempo atrás no hubo.

BD: El Centro de Transporte de Mercancías (CTM) podría ser un revulsivo para los tiempos que atravesamos. Sin embargo pasan los años y no termina de cuajar.
SV: El CTM es un proyecto de la Junta de Andalucía desde el momento que lo declararon de interés autonómico. Es cierto que tenían mucho interés tanto en el centro de Bailén como en el de Linares o el de Andújar pero, ¿por qué se deja de hablar en un momento determinado de este tema? Porque se empieza a hablar de los corredores central y mediterráneo. Lo último que nos dicen en la consejería es que hay que demostrar el interés que puede haber por parte del sector del transporte por carretera en este centro. Nuestra respuesta es: qué interés va a manifestar un sector por un centro que no existe. Primero habrá que dotarlo y después se verá. Es evidente que es una inversión enorme que a la Junta de Andalucía le hace pensar si interesa o no. Es un proceso largo y complejo técnicamente hablando que hace que además se alargue en el tiempo.
En la última reunión que tuve con la dirección de la Agencia de Puertos de Andalucía, allá por el mes de septiembre del pasado año, me dijeron que para mediados de este 2014 la documentación estaría terminada. Una vez que eso ocurra, hay que ver cómo está la financiación para hacer la licitación de las obras y eso es algo que, evidentemente, quien tiene que hacerlo es la Junta de Andalucía. Las prioridades ahora mismo en todas las administraciones son las que son… si hay dinero o no lo hay, tendremos que verlo cuando llegue el momento. Yo, desde luego, no descarto el seguir insistiendo sobre ese asunto -porque lo he estado haciendo hasta ahora y lo seguiré haciendo-, pero también he hecho siempre una llamada a la reflexión en el sentido de que no pensemos que el CTM va a ser la panacea. Ni que hoy está terminado y mañana funciona. La Junta de Andalucía tiene prevista su urbanización y la construcción de unos servicios mínimos, pero después han de ser las empresas de transporte quienes tienen que decidir instalarse o no en él. Obviamente, si se crea el centro y vienen empresas a instalarse, se generará empleo en Bailén y comarca, pero no será la solución inmediata para los problemas de generación de trabajo que hay en nuestra ciudad.

BD: Otro de los proyectos más demandados por los ciudadanos y que se encuentra paralizado como el Centro de Transporte de Mercancías es el nuevo Centro de Salud. Sin embargo en otros pueblos sí se han reactivado las obras. ¿Por qué en Bailén no llega a culminarse?
SV: La situación de Bailén no deja de ser diferente de la de otros municipios, al menos por lo que he podido hablar con la Delegada de Salud. La diferencia es que la empresa adjudicataria del centro de Bailén no ha querido continuar con las obras, mientras que las empresas de otros municipios sí se están arriesgando a continuar. Ese es el problema.
BD: ¿Por qué?
SV: Porque la empresa adjudicataria de la construcción del Centro de Salud de Bailén no continuará las obras mientras no tenga la garantía de cobrar su trabajo. Y todo a pesar de que la delegación de Salud ha indicado que todas las obras de este tipo de la provincia se sufragarán con fondos europeos. Sin embargo, hay empresas que acceden a continuar la obra pese a no saber cuándo cobrarán, y otras, como la encargada del nuestro, que prefiere paralizar su trabajo si no hay una fecha que garantice el cobro.

BD: Para finalizar: ¿qué metas se plantea en este 2014?
SV: Uff… objetivos tengo muchos: que se retomen las obras del Centro de Salud, que se licite el Centro de Transporte de Mercancías, terminar la Huerta de San Lázaro, la musealización del CIBB, adecuar algunas rotondas, hacer la aprobación inicial del PGOU, empezar con el proyecto de huertos sociales para Bailén, elaborar y construir el centro de transformación para el barrio de San José Obrero… en definitiva, seguir trabajando para hacer cosas por la ciudad. Hemos puesto en orden la situación económica del ayuntamiento, algo que no se ve, pero que es importante para la estabilidad municipal. Conseguir un presupuesto a su debido tiempo, cumplir con el pago a proveedores… ya no es un objetivo porque lo hemos cumplido, ahora la función es mantener la buena situación económica del ayuntamiento en este aspecto.

Más Noticias

El comité de competición media por la polémica…

16 noviembre, 2017 | Redacción Deporte

Partido convulso el que se vivió el pasado domingo en el “19 de Julio” entre el Recreativo de Bailén CF…

Comieza el curso de Educación Vial

16 noviembre, 2017 | Fco. Javier Cabrera Local

El pasado viernes el Colegio General Castaños inauguraba el Curso de Educación Vial para todos los centros educativos de la…

Recuperados en Bailén dos fragmentos mudéjares de una…

14 noviembre, 2017 | Marta Fernández Local

El Seprona de la comandancia de la Guardia Civil de Valladolid ha logrado recuperar en Bailén dos fragmentos del artesonado…

Bailén vuelve a premiar a sus jóvenes

13 noviembre, 2017 | Redacción Local

El salón de actos de la Casa de la Cultura se convirtió de nuevo este sábado en el epicentro del…