Bailén consigue el campeonato de…

Hace unos días el equipo …

Juventudes Socialistas toma nota…

El Consejo Local de la Ju…

Cerca del entendimiento por el C…

Esta vez sí se consiguió …

Llega a los centros educativos e…

Tras la inauguración del …

Convocatoria para ser Rey Mago

Con la proximidad de las …

El PP de Jaén exige, en Bailén, …

El líder de los populares…

El comité de competición media p…

Partido convulso el que s…

Comieza el curso de Educación Vi…

El pasado viernes el Cole…

Recuperados en Bailén dos fragme…

El Seprona de la comandan…

Bailén vuelve a premiar a sus jó…

El salón de actos de la C…

«
»
TwitterFacebookGoogle+

6. La Cruz Blanca. Testimonio de una batalla

Es un apasionante y loable proyecto la iniciativa del Instituto de Estudios Bailenenses (IEB) de recuperación de la Cruz Blanca en su primitivo emplazamiento, meritoria idea de recuperación patrimonial histórica propuesta por su presidente, el escritor bailenense Juan Soriano Izquierdo, y con la colaboración y admirable denuedo de su Junta Directiva formada por las siguientes personalidades de nuestra cultura como son Miguel Ángel Perea Monje (vicepresidente), Cándido Lorite García (secretario), Pedro de Manuel Pérez (tesorero) y sus vocales José Perea Sanz, Juan Simón García, Antonio Miguel Troyano Merino, Francisco Martínez Balbuena, José Carlos Álvarez Lucena, Antonio Jesús Fernández Soriano, Antonio García de la Llave, Juan Aguilar Villar, Blas Galey Hermoso y Francisco Jesús Molina Cárdenas. Y no desvelo una primicia, pues el pasado 13 de marzo de 2014 ya aparecía dicha noticia en la web www.bailendiario.com, así como también se recoge dicho deseo en la página 280 de mi libro Un viaje cartográfico y documental al Bailén antiguo (2014) donde consta lo siguiente:

«Construcción de una humilde cruz conmemorativa en Cruz Blanca, como la que había en el siglo XVIII y que fue tan nombrada tras los hechos de aquel caluroso y heroico julio de 1808».

Habrá bailenenses que hoy se hagan las siguientes preguntas: ¿qué es y dónde está el paraje la Cruz Blanca, y dónde estuvo enclavado dicho símbolo ancestral cristiano del que tomó el nombre? En opinión de Juan Soriano Izquierdo, como me ha podido comunicar, al que agradezco su colaboración, la “cruz monumental” a la que se refería Joseph Townsend en 1787 no es la que nos ocupa, sino una que había en las inmediaciones del Santuario. Townsend, en su obra titulada A journey through Spain in the years 1786 and 1787, citaba en lengua inglesa lo que sigue:

Cruz Blanca - 1

A journey through Spain in the years 1786 and 1787, pág. 296. Libro descargable en el siguiente enlace: http://books.google.es/books?id=V1xCAAAAcAAJ&pg=PA357&lpg=PA357&dq=%22A+journey+through+Spain+in+the+year+1786+and+1788%22&source=bl&ots=Hq61TtrjgL&sig=5fP6_ilc4sFUdPHcIK9naVnIiws&hl=es&sa=X&ei=vAvlUpL5BoPD7AbbsIGQDA&ved=0CDcQ6AEwAQ#v=onepage&q=bailen&f=false

Se refiere Townsend a “one monumental cross”, cruz monumental en Zocueca, según Juan Soriano. No obstante, son evidentes las dudas que suscita esta otra opinión, pues claramente consta, como ahora comprobaremos en la traducción al español, que estaba entre Bailén y Zocueca, pues “más adelante [de esta cruz, después de salir de Bailén] dejamos a la derecha a Zocueca” y “llegamos a la venta de Zocueca”. Además, en 1808 está documentado que muchos escritores e historiadores hablaban del “alto de la Cruz Blanca”, especie de colina, colina que es el término que recoge Joseph Townsend en 1787 referido a una cruz conmemorativa “después de salir de Bailén”. Hoy día, en la zona bailenense conocida como Cruz Blanca no hay constancia geográfica de colina, pero Bailén ha sabido convertir en ladrillos algunos montes majestuosos.

La traducción de dicha cita al español es la siguiente:

 “A medida que nos alejábamos de esta pequeña colonia iban desapareciendo las señales que delataban la presencia del hombre; pero al acercarnos a Bailén atravesamos extensos olivares que pertenecían, al igual que esta población y una gran parte del territorio que se extiende a su alrededor, a la condesa de Peñafiel. En el camino vimos el pueblo de Baños y su castillo, que se asienta sobre una colina desde la que se divisa un dilatado panorama. Después de salir de Bailén entramos en un bosque y vimos EN LA CIMA DE UNA COLINA UNA CRUZ CONMEMORATIVA; más adelante dejamos a la derecha a Zoguega [sic, Zocueca] y su convento y llegamos a la venta de Sequaca  [sic, Zocueca] “.

(Traducción al español en la web: http://bocos.com/paginas_townsend/townsend_c6_madrid_cadiz_el_camino_de_cordoba.htm).

En la cima de una colina, pasado Bailén, en el Camino de Andújar, pero en las inmediaciones del Santuario, según el escritor bailenense Juan Soriano, es donde estaba esta otra cruz conmemorativa. La que nos ocupa, la Cruz Blanca, que tantísima trascendencia y renombre tuvo durante la Batalla de Bailén de 1808, siendo hoy día de obligada consulta para conocer el escenario de la contienda, es la que estaba en las inmediaciones de Bailén.

Aquel paraje llevaba, y lleva, el nombre de una Cruz Blanca que desapareció sin dejar rastro, y que trataremos de localizar con ayuda de los siguientes planos y mapas:

Batalla de Bailén, 19 de Julio de 1808, primer periodo (plano de 1858, Ministerio de Defensa, Biblioteca Virtual del Patrimonio Bibliográfico, detalle de LA CRUZ BLANCA).

Batalla de Bailén, 19 de Julio de 1808, primer periodo (plano de 1858, Ministerio de Defensa, Biblioteca Virtual del Patrimonio Bibliográfico, detalle de LA CRUZ BLANCA).

 

Croquis de la Batalla de Bailén durante el segundo asalto francés, sobre las 10:00 horas. Se observan los cerros y arroyos bailenenses en 1808. LA CRUZ BLANCA. (Croquis extraído del blog: http://lahiguerajaen.blogspot.com.es/2012/10/higuera-de-arjona-y-la-batalla-de-bailen.html).

Croquis de la Batalla de Bailén durante el segundo asalto francés, sobre las 10:00 horas. Se observan los cerros y arroyos bailenenses en 1808. LA CRUZ BLANCA. (Croquis extraído del blog: http://lahiguerajaen.blogspot.com.es/2012/10/higuera-de-arjona-y-la-batalla-de-bailen.html).

Operaciones que precedieron a la Batalla de Bailén, 1808. LA CRUZ BLANCA.

Operaciones que precedieron a la Batalla de Bailén, 1808. LA CRUZ BLANCA.

Plano del campo de la batalla de Bailén ocurrida el 19 de julio de 1808 (plano de 1848, Ministerio de Defensa, Biblioteca Virtual del Patrimonio Bibliográfico, detalle de LA CRUZ BLANCA).

Plano del campo de la batalla de Bailén ocurrida el 19 de julio de 1808 (plano de 1848, Ministerio de Defensa, Biblioteca Virtual del Patrimonio Bibliográfico, detalle de LA CRUZ BLANCA).

Plano del campo de la batalla de Bailén ocurrida el 19 de Julio de 1808 (1869-1901, Ministerio de Defensa, Biblioteca Virtual del Patrimonio Bibliográfico, detalle de LA CRUZ BLANCA).

Plano del campo de la batalla de Bailén ocurrida el 19 de Julio de 1808 (1869-1901, Ministerio de Defensa, Biblioteca Virtual del Patrimonio Bibliográfico, detalle de LA CRUZ BLANCA).

Croquis de la Batalla de Bailén, detalle de LA CRUZ BLANCA. Dicho croquis ha sido aportado por Manuel Marín Cañones, propietario de la Casa de Postas, a Pedro de Manuel Pérez, miembro del IEB.

Croquis de la Batalla de Bailén, detalle de LA CRUZ BLANCA. Dicho croquis ha sido aportado por Manuel Marín Cañones, propietario de la Casa de Postas, a Pedro de Manuel Pérez, miembro del IEB.

A tenor de estos planos que os presento, podemos acercarnos a su localización exacta, entre El Cerrajón y el Zumacar Chico, más concretamente enfrente de la zona donde hoy nace el Camino de Sevilleja o de Espeluy, próximo a las dependencias de la Cruz Roja, donde hoy hay un tejar. La gran mayoría de planos consultados sitúa la Cruz Blanca a la derecha del Camino de Andújar según nos dirigimos desde Bailén a dicha ciudad iliturgitana. Si localizamos la “cruz monumental” de Joseph Townsend, 1787, en una “colina”, nos sorprenderá saber, como a continuación comprobaremos, y como gran número de historiadores de esa época recoge, el hecho de que se hiciera alusión a ese paraje como “alto de la Cruz Blanca”, que había que “alcanzar” y que tenía “olivares”, pasado “el bosque” al que Townsend se refería, posiblemente un bosque de chaparros, encinas u otros árboles mediterráneos que entonces Bailén en esas inmediaciones tenía. Aunque bien pudiera referirse Townsend, como ya hemos visto, a la otra cruz próxima al santuario y cuya existencia me comunica gentilmente Juan Soriano.

Con base en todo lo anteriormente expuesto, y como lo corrobora el «Plano topográfico de Baylén y sus alrededores», de 1850 y realizado por Pedro Ar. Burriel, el lugar más aproximado y exacto de localización de la Cruz Blanca es el siguiente:

Localización aproximada de La Cruz Blanca siguiendo mapas de Google Earth.

Localización aproximada de La Cruz Blanca siguiendo mapas de Google Earth.

Da la circunstancia de que a 500 metros de la Cruz Blanca, si damos por cierto este emplazamiento, estaba la Noria de don Lázaro (no de San Lázaro, pues nuestro antiguo compaisano don Lázaro Medina no fue ni ha sido santificado), y, a 500 metros de esta, la Ermita de la Limpia y Pura, tres hitos de la Batalla que en una distancia de 1 km casi exacto recibían al visitante y que sirvieron de testigos pétreos de la llegada de los franceses.

En recuerdo de aquella cruz y su paraje, el 27 de diciembre de 2007 fue aprobado en sesión plenaria de nuestro consistorio que una calle local llevara el nombre de Calle de la Cruz Blanca.

Ni en el capítulo “Lugares del término, donde Bailén tiene fincas y su denominación” de nuestro recordado cronista Matías de Haro (Bailén su historia y sus cosas, 1985, págs. 623-626), ni en SIGPAC, página web del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (Sistema de Información Geográfica de Parcelas Agrícolas, http://www.magrama.gob.es/es/ y  http://sigpac.mapa.es/fega/visor/.), aparece referencia alguna a aquella denominación toponímica de un paraje que fue conocido como Cruz Blanca por una monumental cruz que en su suelo había.

 Para hacernos una idea de la importancia que dicho lugar de la Cruz Blanca tuvo en el desarrollo estratégico y posicional del combate entre las tropas francesas napoleónicas y las españolas, que no solo luchaban por España, sino por su rey, sirvan las siguientes citas que extraigo textual y literalmente del trabajo de 2009 publicado por F. J. Giganto en la web reseñada en la Bibliografía adjunta, como mera muestra aleatoria de las muchas otras referencias bibliográficas consultables de la historiográfica de la Batalla de Bailén alusivas a la Cruz Blanca:

 

3:00 AM: Ataque de las unidades de  las primeras unidades francesas en El Ventorrillo.
“ (…) Las tropas de Teuler siguieron con su avance otros tres kms más, para alcanzar la zona llamada la Cruz Blanca, donde es interceptado por las tropas españolas mandadas por el brigadier Venegas”.

3:30 AM: Los franceses se retiran de Cruz Blanca.
“Los españoles rápidamente se dan cuenta de que el grueso de las tropas de Dupont aún está por llegar y deciden desalojarles de la Cruz Blanca, de modo que las tropas del ala derecha bajo las ordenes del brigadier Venegas y las del ala con el brigadier Grimarest al mando deciden desalojar a las tropas francesas de la peligrosa posición de la Cruz Blanca”.

“Las tropas españolas pararon su ataque y volvieron para ocupar posiciones más sólidas, menos el 1er. Escuadrón del Regimiento Farnesio que se desplegó al Este del puente del Rumblar y el Batallón Provincial de Ciudad Real, 30 jinetes del Regimiento España y la 2ª Compañía de Zapadores, que se desplegaron en el Cerrajón para salvaguardar el paso hacia la Cruz Blanca”.

5:00 AM: Los Cazadores Dupré cargan contra los españoles.
“Dupré cruza el puente del Rumblar con el 1er. Regimiento de Cazadores de su Brigada y se lanza sobre el 1er. Escuadrón del Regimiento de Farnesio que resultan arroyados. Los jinetes franceses, consiguen sobrepasar el alto de la Cruz Blanca y alcanzan la batería central del dispositivo español y liquidan a sablazos a los supervivientes. Inmediatamente son atacados por el flanco por el Batallón de Infantería de Ceuta y el Regimiento de Infantería de la Reina, y el 2º Escuadrón del Regimiento de Farnesio. Al verse rodeados por fuerzas superiores, los franceses consiguen retirarse aunque con graves pérdidas hasta alcanzar de nuevo la Cruz Blanca, donde se les unió el 2º Regimiento de Cazadores de la Brigada Dupré. Los efectivos de la Brigada quedaron reducidos a apenas 400 jinetes en condiciones de combatir”.

“Tras ser rechazada la carga de la caballería francesa, estos esperan la llegada de refuerzos. Mientras tanto habían desplegado las cuatro piezas de artillería, la vanguardia y las seis de la Brigada Dupré a la izquierda de la Cruz Blanca, en la ladera del Zumacar Chico”.

 6:30 AM: Contraataque francés en toda la línea española.
“Apoyados por el fuego de artillería procedente de la Cruz Blanca atacarían la batería central española en dirección a Bailén”.

“Al tiempo, las tropas españolas posicionadas en el Cerrajón dispararon sobre el flanco derecho de las tropas francesas asentado en la Cruz Blanca, de modo que el general Dupont decidió enviar a los Dragones y Coraceros de Privé”.

“Las unidades francesas se retiraron en desbandada hacia la Cruz Blanca causando una gran desorganización durante su apresurada retirada a los batallones franceses que avanzaban tras ellos. Una vez al abrigo de los olivares de la Cruz Blanca cayeron sobre los jinetes españoles, causando la muerte del teniente coronel D. Francisco Bonet del regimiento Farnesio”.

8:30 AM: Contraataque de las Brigadas Pannetier y Privé al ala derecha de los españoles.
“Sin tener un momento de descanso, se dirigen directamente desde el Ventorrillo del Rumblar hacia Zumacar Grande a través de un terreno muy accidentado y repleto de espesos matorrales. Mientras, los Marinos de la Guardia se dirigen hacia la Cruz Blanca para dar soporte a  las piezas de artillería allí emplazadas”.

12:00 PM: Tercer intento francés de romper el centro del dispositivo español.
“Para empeorar las cosas el general Dupont es herido por un disparo en la cadera. Los franceses  creyendo muerto a su comandante en jefe se retiran una vez más hacia la Cruz Blanca”.

Próximamente el IEB volverá a reencontrarse y a reencontrarnos con la historia de una ciudad donde una Cruz Blanca tornará a bendecir al caminante, hoy ya viajero, y servirá de recuerdo de una gesta heroica inolvidable que en 1808 nos visitó para quedarse en la memoria de unos y en el orgullo de todos.

Francisco Antonio Linares Lucena
Bailén, 25 de marzo de 2014

 

Bibliografía.

Más Noticias

El comité de competición media por la polémica…

16 noviembre, 2017 | Redacción Deporte

Partido convulso el que se vivió el pasado domingo en el “19 de Julio” entre el Recreativo de Bailén CF…

Comieza el curso de Educación Vial

16 noviembre, 2017 | Fco. Javier Cabrera Local

El pasado viernes el Colegio General Castaños inauguraba el Curso de Educación Vial para todos los centros educativos de la…

Recuperados en Bailén dos fragmentos mudéjares de una…

14 noviembre, 2017 | Marta Fernández Local

El Seprona de la comandancia de la Guardia Civil de Valladolid ha logrado recuperar en Bailén dos fragmentos del artesonado…

Bailén vuelve a premiar a sus jóvenes

13 noviembre, 2017 | Redacción Local

El salón de actos de la Casa de la Cultura se convirtió de nuevo este sábado en el epicentro del…