RSS

El ayuntamiento explica la compr…

El salón de convenciones …

Francisco Villar Nieva pregonará…

Mientras en Cádiz (templo…

Nace el Carnet Joven para el com…

Los jóvenes bailenenses c…

Inversión de 20.000 euros en cam…

El ayuntamiento ha hecho …

ALI UP celebra su tercer torneo …

Este pasado fin de semana…

El Belén Viviente regresa al atr…

Este miércoles y jueves r…

Agenda navideña del martes, 19 d…

La programación de actos …

Diso-cotillón, de la mano de Dis…

Este domingo, a partir de…

Coros y bandas de música pondrán…

Ante la proximidad de las…

«
»
TwitterFacebookGoogle+

26. Una imagen coloreada de la Virgen de Zocueca

1

Detalle de la imagen (Foto José Mª García Verdejo -Foto Narciso-).

A mediados del pasado año 2015 tuve conocimiento de la existencia de una fotografía de Nuestra Señora de Zocueca que tenía dos peculiaridades y características y a la que nadie le había dado aún la importancia que merecía:

1ª. Representar a la antigua imagen o talla de nuestra Patrona, la que llegó a Bailén en el siglo XII, posiblemente traída por las huestes del monarca castellano Alfonso VII [1], imagen sagrada que fue destruida en agosto de 1936. Eran y son muchas, afortunadamente, las fotografías conservadas de la primitiva Virgen de Zocueca, pero la siguiente característica la hacía única:

2ª. Ser la única conservada en color (pero, por desgracia, ya adelanto que no es así).

2Me puse en contacto con mi amigo Pedro Choza García, al que le doy una vez más las gracias, que fue quien compartió con todos su insólito cuadro que custodia su familia en casa como oro en paño, y no es para menos. No obstante, pasa por ser, a día de hoy, al menos hasta donde yo conozco, la fotografía coloreada más antigua con la que contamos. Recomiendo que admiren las recientes fotografías coloreadas digitalmente por Juan Pedro Lendínez Padilla (hoy la cosa va de amigos, gracias Juampe), del Nazareno, Virgen de los Dolores, 3Virgen de Zocueca…, tallas destruidas en agosto de 1936, el peor mes, sin duda, de la historia patrimonial bailenense.

Este trabajo es fruto también de la desinteresada colaboración de mi también amigo José María García Verdejo (Foto Narciso), que me acompañó en todo momento en estos menesteres y que realizó la parte técnica en su supervisión, cotejo, análisis y fotografiado para la posteridad y divulgación de dicho hallazgo.

La facilidad y generosidad de Pedro y su familia para realizar este breve estudio fueron muchas. Las puertas de su casa en El Ventorrillo, donde se custodia dicho cuadro, nos 4fueron gentilmente abiertas a Jose Mari y a un servidor.

La imagen, que comprobamos que correspondía a una fotografía y no a un grabado, era propiedad de María Blanco Herranz (13/11/1914-16/7/1990), que vivió en la calle Desengaño, abuela materna de Pedro. Actualmente pertenece a Juan José Choza y Manuela García y, según tradición familiar, lleva cuatro o cinco generaciones en la familia, datándola a finales del siglo XIX, lo que debemos poner en entredicho porque por esas fechas es harto complicado que hubiese una fotografía en color, de esa calidad, y menos en la humilde 5ciudad de Bailén. De 1861, y a nivel mundial, es la primera fotografía con color permanente, imagen tomada por James Clerk Maxwell, físico escocés.

Puestos a analizar la imagen, nos dimos cuenta de que en realidad era una fotografía en blanco y negro que, con posterioridad a la Guerra Civil, tal vez, durante los años cuarenta o cincuenta, fue coloreada manualmente por un pintor local, por lo que no se trataba, pues, de una foto en color, sino de una foto coloreada, que no es lo mismo. Este cuadro de Nuestra Señora de Zocueca, sobre imagen fotografiada, fue pintado en tabla y tiene unas dimensiones de 23 por 30 centímetros.

Manuela García, con su hijo (Pedro Choza) y su nieto. Verano de 2015.

Manuela García, con su hijo (Pedro Choza) y su nieto. Verano de 2015.

De entre las muchas fotografías que conservo, y conservamos, de la primitiva imagen destruida en el 36, esta siguiente, que a continuación os presento, es la original a la que se añadió color, pues el pintor, sin duda, conocía los colores,

Fotografía original, con el Manto Rojo donado por Isabel II, antes de ser coloreada, equivocadamente en verde.

Fotografía original, con el Manto Rojo donado por Isabel II, antes de ser coloreada, equivocadamente en verde.

tonos y matices de Nuestra Patrona, no así los del manto que portaba, que aún forma parte del amplio ajuar de la Reina del Rumblar y que se trata del famoso Manto Rojo, el donado por la reina Isabel II, que el artista lo pintó, por error, en color verde, como he podido constatar cotejando todos los mantos de nuestra Patrona y consultando a mi también amigo Francisco Jesús Molina Cárdenas.

Como anécdota, en la Glorieta de la Virgen de Zocueca (así llamada desde 1940), siendo su popular nombre el de La Carrera (los jóvenes bailenenses, incorrectamente, la llaman Plaza de Los Naranjos, cuando de Los naranjos siempre fue llamado El Paseo, La Carrera así se llama desde 1764, como mínimo, así como el tramo de Calle María Bellido hasta dicha glorieta, como ya apunté en mi libro Un  viaje cartográfico y documental al Bailén antiguo -2014-), hay una imagen en azulejo de la Patrona, que data de 2004 y que fue «donada al pueblo de Bailén por la familia Árbol Serrano», según reza en su parte inferior derecha. En dicha imagen de La Carrera, la Virgen lleva pintado en verde su tradicional manto rojo, como así me ha apuntado Francisco Molina Cárdenas.

La Carrera o Glorieta Virgen de Zocueca (incorrecta y erróneamente llamada recientemente por nuestros jóvenes como “Plaza de Los Naranjos”, desconociendo estos que así era conocido El Paseo).

La Carrera o Glorieta Virgen de Zocueca (incorrecta y erróneamente llamada recientemente por nuestros jóvenes como “Plaza de Los Naranjos”, desconociendo estos que así era conocido El Paseo).

9

10

En resumen, y como conclusión, no se trata, pues, de una imagen en color de nuestra talla desaparecida, pero es un valioso documento gráfico de Nuestra Patrona, coloreada para actualizar y dar continuidad a una devoción secular que ya lleva, muy probablemente, 868 años entre nosotros, desde un posible y remoto 1147 en que fue llevada a un privilegiado lugar bañado por un río de aguas milagrosas que riega nuestra fe.

 

Francisco Antonio Linares Lucena
y José María García Verdejo.
8 de febrero de 2016.

[1] Linares Lucena, Francisco A.: «Zocueca. Un topónimo para una Reina. (Nuevas aportaciones  al estudio del origen de Nuestra Señora de Zocueca y de su topónimo)». 2015. Descargable gratuitamente en Google Libros, en el siguiente enlace:

https://books.google.es/books?id=et4gCwAAQBAJ&printsec=frontcover&hl=es&source=gbs_ge_summary_r&cad=0#v=onepage&q&f=false.

Más Noticias

El Belén Viviente regresa al atrio de La…

20 diciembre, 2017 | Redacción Cultura

Este miércoles y jueves regresa una de las actividades pre-navideñas más concurridas de cuantas se celebran en Bailén: el Belén…

Agenda navideña del martes, 19 de diciembre

19 diciembre, 2017 | Marta Fernández Cultura

La programación de actos culturales y de odio previa a la Navidad prosigue este martes, 19 de diciembre, con las…

Diso-cotillón, de la mano de Disonancia

17 diciembre, 2017 | Marta Fernández Cultura

Este domingo, a partir de las 20 horas, el grupo musical Disonancia ofrecerá, en la Casa de la Cultura, su…

Coros y bandas de música pondrán banda sonora…

16 diciembre, 2017 | Redacción Cultura

Ante la proximidad de las fiestas navideñas, este sábado Bailén tendrá una banda sonora casi permanente en sus calles con…