RSS

Diso-cotillón, de la mano de Dis…

Este domingo, a partir de…

Coros y bandas de música pondrán…

Ante la proximidad de las…

La ciudad celebra el Día de la C…

Bailén se sumó a los acto…

Doce touroperadores nacionales e…

Esta próxima semana, conc…

Repartidos los premios del Festi…

Durante tres días Bailén …

Bailén celebra hoy el aniversari…

Con motivo de la celebrac…

Ochenta y nueve desempleados men…

Según los datos de desemp…

Comienza la Campaña de Navidad c…

El ayuntamiento de Bailén…

Durante este fin de semana se ll…

Desde ayer se están proye…

IU trasladará la situación de la…

Los próximos días 4 y 5 d…

«
»
TwitterFacebookGoogle+

15. Historia de un grabado de Nuestra Señora de Zocueca

A comienzos de los años noventa, una vecina de la Calle Costilla en que nací, Vicenta Campoy Molina, a la que María Santísima tenga en su gloria, me donó un grabado de Nuestra Señora de Zocueca enmarcado en madera. El escritor bailenense Juan Soriano, al que comuniqué dicha donación, escaneó dicha imagen y la recogió en su libro de Nuestra Patrona datándola en el siglo XIX y otorgándole la mayor antigüedad de cuantos grabados, retratos y fotografías había en nuestra localidad. Para su mejor protección, modifiqué su marco y puse doble cristal para su custodia. Hoy es una preciada reliquia que tengo en mi casa.

Gustosamente cedí el resultado de dicho escaneo a cuantos me lo solicitaron y hoy, y ese era mi deseo, es de todos los bailenenses que aman nuestra historia; si bien, no ha habido, para nuestra desgracia, otro grabado original idéntico a este, pues todos han partido del que me donara mi recordada tía Vicenta, incluso subiéndolas a la web www.bailenenelrecuerdo.com con la misma mancha del papel a la izquierda, con las marcas y el marco con que me obsequiara esta bailenense. Y no me jacto de una reliquia de mi propiedad, muy al contrario, voy, incluso, a poner en cuestión su valía, su rigor y la información histórica que nos trasmite, pues claro, la investigación sobre tan antiguo grabado ha dado muchas interesantes averiguaciones, que son las que paso a detallar.

Grabado «Ntra. Sra. de Zocueca. Patrona de la Ciudad de Baylén», con su marco original

Grabado «Ntra. Sra. de Zocueca. Patrona de la Ciudad de Baylén», con su marco original

Las evidentes diferencias entre el Grabado y la fotografía de la Imagen son: a) La postura del Niño Jesús, escorado en la Imagen y frontal en el Grabado, b) La cara y la melena de la Virgen, c) La corona, d) El fajín y su forma de estar colocado, e) Cesto de manzanas en la Imagen y una flor en el Grabado (puesto en comunicación con el encargado del servicio municipal de vigilancia y mantenimiento del Monte Público Burguillos, Mariano Martínez Aguilar, este se decanta, sin haberlo puesto en antecedentes, por una granada, aunque su color azul, y él mismo así me lo hizo saber, no cuadra con el verde inicial y rojo de madurez de este fruto), etcétera. Una, la del Grabado, lleva manto, por lo que no podemos verificar la talla de cedro en que la imagen antigua fue hecha y que ardió durante un aciago mes de agosto.

Antigua imagen de Ntra. Sra. de Zocueca, destruida en 1936. Reproducción de José Mª García -Foto Narciso- de imagen facilitada por Miguel Antonio Sanz Jiménez

Antigua imagen de Ntra. Sra. de Zocueca, destruida en 1936. Reproducción de José Mª García -Foto Narciso- de imagen facilitada por Miguel Antonio Sanz Jiménez

Antiquísima imagen, imperecederamente conservada, de Ntra. Sra. de Oreto-Zuqueca (Granátula de Calatrava), siglo XIII. A la derecha, con manto, Niño en brazo izquierdo y flor en mano derecha

Antiquísima imagen, imperecederamente conservada, de Ntra. Sra. de Oreto-Zuqueca (Granátula de Calatrava), siglo XIII. A la derecha, con manto, Niño en brazo izquierdo y flor en mano derecha

El año pasado, en la redacción de mi artículo «Zocueca: un topónimo para una Reina», a propósito de las frutas que la sagrada imagen porta en su izquierda mano en el grabado, tuve la oportunidad de departir con la profesora de la Universidad Autónoma de Madrid doña Alicia Canto sobre el fruto al que correspondía. Le conté cómo la tradición bailenense siempre ha visto en ellas la fruta del pecado original, las bíblicas manzanas. Ese dato lo evidencia la propia talla que fue destruida en 1936, hecho que también lo corrobora Matías de Haro (página 203, Bailén: su historia y sus cosas, 1985).

Para Alicia Canto [«La excepcional lauda musiva del diácono Aurelius Vincentius de Oretum (Granátula de Calatrava, C. R.) y su contexto arqueológico sagrado», 2013], las frutas pudieron ser granadas, de ahí el nombre de Granátula de Calatrava, haciendo derivar a la de Zocueca de la de Zuqueca. Ese fue otro dato para presentar mi hipótesis de la no procedencia oretana de nuestra imagen, por las muchas condiciones que ya expuse, siendo esta una más de ellas, consistente en confirmar que la de Bailén porta claramente manzanas, mientras que la de Granátula, posiblemente, granadas, e incluso una mera flor reciente. Buen momento es de recordar que para Alicia Canto, ambas imágenes bien pudieran tener un posible precedente pagano, la diosa Proserpina, cosa a todas luces, en mi modesta opinión, imposible, pues el Niño Dios en sus manos, la manzana y esa pureza virginal no pueden proceder de sincretismo alguno.

Partiendo de la base de que poco o escaso rigor y parecido tiene dicho grabado con la antiquísima imagen mariana que le sirvió de modelo, la que fue destruida en 1936, no he parado de preguntarme sobre el mismo. Ya he reconocido en más de una ocasión que pocos identifican a la Virgen del grabado con la bendita Reina del Rumblar. Y aquí surgen varias preguntas con respecto al grabado:

1ª. ¿Puede tratarse de una imagen de la Virgen de Zocueca de una localidad con hermandad filial? (cuestión planteada, aunque escéptico su autor, por Juan Pedro Lendínez Padilla, como ahora analizaremos).

2ª. ¿Puede deberse a una confusión del artista con la Virgen del Rosario o con Nuestra Señora de Guía? (posibles hipótesis propuestas por Juan Pedro Lendínez).

3ª ¿Puede tratarse de una confusión con la de Oreto-Zuqueca? (hipótesis planteada por un servidor, siendo mi pregunta una mera interrogación retórica).

La investigación al respecto, no obstante, ha dado los siguientes frutos:

El grabado fue realizado en los talleres de Francisco Mitjana, quien se hizo cargo de dicha empresa malagueña a partir de 1852. Este dato permite fecharlo, además de aparecer citado el Cardenal Arzobispo de Toledo, Juan José Bonet y Orbe (1782-1857), que lo fue desde 1847 hasta su 1857, a mediados del XIX. Recordemos que Bailén fue nombrada Ciudad en 1850.

Posteriormente fueron apareciendo distintos grabados durante el siglo XIX, tres en concreto, más las distintas copias de estos. Todos los siguientes llevan un nombre que nos da qué pensar: “Verdadero retrato…”, es decir, que el anterior poca verdad tenía, tal vez los bailenenses no reconocían en el que es de mi propiedad a su Patrona.

El primero, «Verdadero retrato de Ntra. Sra. de Zocueca. Patrona de la Ciudad de Bailén» (Bailén aparece, como en los siguientes, con I latina, no con Y como el anterior), firmado por la fábrica de Carlos Krauel Alarcón (1844-1880) y Cía, es de mediados del mismo siglo. Como en los siguientes, aparece la leyenda: “En el acto de entregar la banda el General Reding en acción de gracias por la victoria conseguida contra los franceses, año 1808. El Excmo. Sr. Cardenal Arzobispo de Toledo D. Juan José Bonet y Orbe concede cien días de indulgencias al que rezare una salve ante esta imagen”. El hecho de que aparezca Reding, en vez del que inmerecidamente se llevó los laureles del triunfo de la batalla (Castaños), muestra muy a las claras que fue realizado en Málaga este y los siguientes retratos, exceptuadas las copias que se hicieron en Bailén. Recordemos que el 21 de abril de 1806, Theodor Reding von Biberegg (1755-1809) había sido nombrado, por SM El Rey Carlos IV, Gobernador Militar y Corregidor Político de Málaga.

«Verdadero retrato de Ntra. Sra. de Zocueca. Patrona de la Ciudad de Bailén», mediados del XIX

«Verdadero retrato de Ntra. Sra. de Zocueca. Patrona de la Ciudad de Bailén», mediados del XIX

El segundo, firmado por los talleres de Santa María, Málaga, que siendo herederos de los de Francisco Mitjana, sería de finales del XIX. Destaca nuevamente el adjetivo “Verdadero” en este grabado, por ser más fiel, seguramente. Este retrato lo conseguí, fotocopiado en color, gracias a Francisca Soria, bailenense amante de la historia de su pueblo y de las grandezas de su Excelsa Patrona.

«Verdadero retrato de Ntra. Sra. de Zocueca. Patrona de la Ciudad de Bailén», finales del XIX

«Verdadero retrato de Ntra. Sra. de Zocueca. Patrona de la Ciudad de Bailén», finales del XIX

Un tercer grabado es copia del anterior, publicado en la revista Bailén Informativo.

«Verdadero retrato de Ntra. Sra. de Zocueca. Patrona de la Muy Noble y Leal Ciudad de Bailén», finales del XIX

«Verdadero retrato de Ntra. Sra. de Zocueca. Patrona de la Muy Noble y Leal Ciudad de Bailén», finales del XIX

Como pude comprobar en agosto de 2013, gracias a la recomendación de Alicia Canto, buceando digitalmente en los archivos del Centro de Investigación del Patrimonio Etnológico (Museo del Traje, ceres.mcu), hallé unos “Gozos a Nuestra Señora de Zocueca. Patrona de la Ciudad de Bailén” de 1892, editados por “Tipografía Católica”, en Barcelona. En ellos buscaba imágenes de Nuestra Patrona para corroborar, o no, mis hipótesis sobre el grabado en cuestión. Ese mismo año, el 7 de diciembre, Juan Pedro Lendínez Padilla, gracias a la aportación de Sebastián Lijarcio sobre estas mismas estampas, publicaba un completo y detallado artículo en http://simplementecapillita.blogspot.com.es/ que llevaba por título “La enigmática Virgen de Bailén”.

Cuatro son en concreto los “Gozos”, pues cuatro son las distintas imágenes que se nos muestran como Zocueca. La primera aparece en blanco; la segunda, una virgen sedente que nada tiene que ver con la que se destruyó en agosto del 36; la tercera, “Ntra. Sra. de Zocueca, excelsa patrona del Regimiento Infantería de Bailén nº 24. Tomada del cuadro sacado del original, propiedad de este valiente y distinguido Rgmto”. Y la cuarta, con la imagen que muestro a continuación y que guarda cierto parecido con la del grabado que nos ocupa, aunque sin Niño, sin banda-fajín ni manzanas.
nuestra-señora-zocueca-7

”Gozos a Ntra. Sra. de Zocueca”, con la imagen del cuadro del Regimiento

”Gozos a Ntra. Sra. de Zocueca”, con la imagen del cuadro del Regimiento

Difícil es afirmar, más bien lo contrario, que se trate de Nuestra Señora del Rosario, o de la imagen titular de una cofradía filial zocuequera, o de Nuestra Señora de Guía, e, incluso, de una confusión con la de Zuqueca (Granátula de Calatrava). Como acertadamente ha constatado Juan Pedro Lendínez, difícil también se nos hace localizar el escenario de dicha fotografía en La Encarnación, y sus andas, y el manto de la Virgen del Rosario que hoy pertenece a la de Zocueca.

Soy de la opinión de que una sola de las cuatro estampas de los “Gozos” pertenece a la verdadera imagen de Nuestra Capitana Generala, como también nada de autenticidad pictórica tiene el grabado de mi propiedad. Autores de grabados y de estampas, malagueños, barceloneses y todos en su conjunto, ofrecían sus productos sin fundamentación pictórica y sin rigor histórico, dándole a la imagen de María, Madre de Dios, el protagonismo por encima de advocaciones locales determinadas. La imagen mariana local no fue el modelo artístico que los retratistas siguieron, sino sus trazos y rasgos generales, breves anotaciones que sirvieron para su dibujo: Niño en su diestra mano, fajín, manto…, la peculiaridad frente a lo común. Pero siguen siendo Ella.

Con respecto al grabado antiguo, también se nos hace imposible ubicar en Bailén su templete, la túnica de la Virgen bordada a sus pies con granadas inexplicablemente azules, la no referencia a Reding, etc. Todo esto me lleva a pensar que en los talleres de Francisco Mitjana, siguiendo los estudios de Rus de la Puerta y de Ximena Jurado en el XVII, confundieron la Virgen de Zocueca con la de Zuqueca, creyendo erróneamente, como los citados autores, que era una misma imagen con una misma historia, cuando las dos surgieron en época medieval en lugares distintos, tan distintos como sus mismas tallas, y cuya relación solo está en su mismo nombre procedente del árabe Zuqayqa (pronunciado “Sucáica”) y que significa ‘Camino’ (Zocueca, Zuqueca, Azuqueca -de Henares-, Azuqueica, etc.).

Cinco han sido las tallas en Bailén-Zocueca que han podido servir de modelo a los artistas a lo largo de los años: 1ª) La original y primitiva, hasta 1936 (destruida); 2ª) Una imagen que hubo en el Santuario, décadas después a que los lugareños de la aldea de El Rumblar vieran cómo en 1834 a Bailén venía, irremediablemente, la Patrona de Bailén (destruida también en el 36); 3ª) La realizada en 1940, que hoy preside el Santuario; 4ª) Años 50-60 del siglo XX, imagen que podemos ver en fotografías de la Romería de entonces; y 5ª) La de 1954, que hoy se nos muestra majestuosa en La Encarnación.

Otras muchas ha habido y hay, pero los rostros irrepetibles no necesitan copia, ni moldes hay que puedan imitar su belleza.

Y Zocueca aparece en todas y cada una de las estampas, retratos, cuadros y grabados donde los hijos de una Madre Santa la vemos como nuestra única Reina.

Francisco A. Linares Lucena

4 de agosto de 2014.

Más Noticias

Ochenta y nueve desempleados menos en el mes…

04 diciembre, 2017 | Redacción Local

Según los datos de desempleo hechos públicos este lunes, en el mes de noviembre ha habido un descenso local de…

Comienza la Campaña de Navidad con grandes premios…

02 diciembre, 2017 | Redacción Local

El ayuntamiento de Bailén ya ha anunciado la nueva Campaña de Navidad que ha comenzado con el inicio de mes.…

Durante este fin de semana se lleva a…

02 diciembre, 2017 | Redacción Cultura

Desde ayer se están proyectando en la Casa de la Cultura los trabajos presentados al Festival de Cortometrajes “Bailén de…

IU trasladará la situación de la Nacional IV…

02 diciembre, 2017 | Redacción Local

Los próximos días 4 y 5 de diciembre, Izquierda Unida trasladará la dramática situación de la comarca de la N…